Anchoas de Santoña 

Ahora puede comprar anchoas de Santoña de la mejor calidad y con la mayor garantía. Todas las anchoas son 100% artesanales, elaboradas en Santoña, Cantabria y País Vasco, solo seleccionamos las mejores anchoas, de la conservera a su casa.
Segmente según el formato de consumo más adecuado, la marca de anchoas que más le guste o por las opiniones de los clientes. Si lo desea, también puede realizar una pequeña cata de diferentes marcas de anchoas.
Todas las anchoas son 100% artesanales, recogidas y trabajadas en la costa cantábrica.

por página
Mostrando 1 - 32 de 103 productos
Mostrando 1 - 32 de 103 productos

Comprar anchoas de Santoña y de calidad ahora es mucho más fácil y cómodo desde nuestra tienda gourmet online, nº1 online con las mejores anchoas, la mejor variedad y especialistas en la venta de anchoas desde hace más de 10 años. ¿Por qué comprarlas?


• Anchoas de Santoña y Cantabria, todas ellas procedentes del Mar Cantábrico.
• Pescadas en primavera, la mejor calidad que existe en el mercado.
• Producciones limitadas, pequeñas empresas familiares de gran tradición familiar.
• Anchoas sobadas a mano.
• El mejor servicio, transporte refrigerado para cuidar en verano las anchoas.
• Trabajamos directamente con los elaboradores de anchoas, producto fresco y garantizado al mejor precio.

¿Cuál es mejor anchoa?

Estamos ante las mejores anchoas del mundo. No lo decimos nosotros, lo dicen los expertos y los estudios. En toda nuestra tienda online no encontrarás otra anchoa que no sea del Cantábrico, de la costera de primavera, la mejor especie del mar que le da ese buque y calidad superior, en la mejor época para conseguir su espléndido sabor y textura.

Todas procedentes de empresas medianas y pequeñas, producciones limitadas pero sobresalientes en calidad, elaboradas en Santoña, cuna de la mejor elaboración de anchoa del Cantábrico y, por tanto, de la mejor anchoa del mundo.

Durante años, hemos ido seleccionando artesanos y formatos, hemos puesto al alcance de todos anchoas de productores muy pequeños y artesanos de gran calidad.

El momento de la pesca también es muy importante. Existen dos costeras, la costera de primavera y de invierno. Según los estudios, la mejor anchoa es la que procede del bocarte de la costera de primavera y por eso, las anchoas de nuestras conserveras se elaboran con esta costera, para conseguir la máxima calidad.

Aquí puede disfrutar de anchoas hechas a mano, pequeñas, grandes y en salazón; todas ellas garantizadas por nuestra selección antes de su venta. Todas de máxima calidad pero cada uno con diferentes matices por su elaboración, su salazón, su aceite y las manos expertas que las elaboran cada día.

Es el momento de disfrutar de una buena anchoa de Santoña, sea cual sea su elección, seguro que disfruta de un producto auténtico y con mucha diferencia.

Ahora comprar anchoas es fácil, rápido y seguro. Recién elaborado y directo de las fábricas.

¿Que formato es el más adecuado? 

Para comprar anchoas debemos seleccionar el formato que necesitemos según cómo vamos a consumirlas.

Octavillo de 50gr con 8/9 filetes: es el más adecuado si vamos a consumirlas solos o con otra persona.
Doble octavillo de 95gr con 16 filetes aprox.: en caso de compartir entre 3-5 personas.
Panderetas o extra grandes con 12-14 anchoas: para comidas de varios comensales o amantes de los grandes filetes.

La recomendación de comensales puede variar dependiendo el uso que se le vaya a dar a las anchoas, si van a ser un aperitivo, un plato principal o van a formar parte de acompañamientos.

También puede comprar anchoas por la marca, si no conoce ninguna lo mejor es disfrutar de una o varias para realizar una cata, ninguna le defraudará. Cada una tiene sus matices, pero todas estas anchoas son verdaderas joyas.

¿Cómo conservar la anchoa? 

Las anchoas siempre deben de conservarse en el frigorífico hasta su degustación. Una vez queramos disfrutar de éstas, las sacaremos unos 15-20 minutos antes para que a temperatura ambiente el aceite y la sal se disuelvan de su posible solidificación a causa del frío.

Las anchoas deben abrirse y consumirse en su totalidad, la luz y el aire irán resecando las sobrantes y no estarán en las mismas condiciones que las primeras.

Siempre que sea posible, una anchoa se conserva y presenta mejor en formato de lata, más caducidad, mejor presentada por su forma horizontal, que a la hora de colocarla es mejor.

En la lata no le afecta ni la luz, ni el aire y ni los vahos que se pueden generar en un tarro de cristal.

Beneficios de las anchoas 

Las anchoas son ricas en omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, también aumentando la fluidez de la sangre, previniendo trombos y coágulos.

Ricas en vitaminas B2, B3, B6, B9 y B12, todas ellas con importantes funciones. Vitaminas liposolubles como la A y la D, contribuyendo a la regeneración de tejidos y piel, favoreciendo la resistencia a las infecciones, y necesarias para el desarrollo del sistema nervioso y visión nocturna. La vitamina D ayuda a los niveles de calcio en sangre y favorece su absorción y fijación.

También aportan diversos minerales, magnesio y yodo.

Porque comer bien es rico, saludable y te hace sentir bien.

¿Por qué Santoña? 

El origen de la anchoa en Santoña se encuentra asociado a los italianos, y en especial a una familia siciliana.

Esta familia llegó a Santoña en busca de nuevos caladeros, ya que los suyos en Italia se estaban agotando. Cada vez fueron pasando más tiempo en la zona y no solo durante la temporada de pesca, de modo que se acabaron asentando en Santoña y montaron una fábrica con la idea de empezar a vender las anchoas directamente limpias y listas para degustar, ahorrando a los clientes el trabajo de limpiarlas del salazón, modo en el que se vendían hasta entonces.

De este modo, Santoña se acabó convirtiendo en una de las zonas de más producción de Europa y en un referente de la anchoa, convirtiéndose en la forma de vida de sus habitantes.

¿Cómo se elaboran? 

El bocarte llega a la conservera directamente desde la lonja. Allí se mantiene en salmuera entre 3 y 5 horas para que pierda líquido y de este modo consiga consistencia. Una vez adquiere la consistencia deseada, se limpian parcialmente y se van colocando capas de bocarte y sal en barriles, donde una vez llenos se cierran y almacenan a temperatura ambiente durante 7 u 8 meses o, durante un año o más. Esto es algo personal y diferente de cada conservera, por lo que es un punto que hace diferenciarse a unas de otras.

Una vez se sacan de los barriles se realiza el sobado a mano, técnica para limpiar el bocarte por completo. Se separan, cortan, eliminan las espinas y se dividen por tamaños.

Por último, se colocan en sus envases y éstos se llenan con aceite de oliva refinado, por lo general, para que el sabor del aceite no afecte al sabor de la anchoa, y se cierran los envases, dejándolas preparadas para su disfrute.

Código QR

Vistos recientemente

Sin productos

Menu