La importancia de la agricultura sostenible

La importancia de la agricultura sostenible

La FAO impulsa la aplicación de su propio método de agricultura sostenible: “Ahorrar para crecer”. Se trata de un modelo respetuoso de los ecosistemas, que permite la producción de distintos tipos de cereales como maíz, arroz y trigo, además de garantizar un 42.5 % de las calorías y un 37 % de las proteínas que el ser humano necesita para su desarrollo saludable.

 

Según los estudios realizados por la FAO, el modelo ha resultado exitoso en las tierras altas de América Latina y prevé excelentes resultados para otras zonas del planeta. A través del programa “Ahorrar para crecer” resulta posible cultivar cereales de manera sostenible y al mismo tiempo promover el crecimiento de los ecosistemas naturales.

 

La aplicación de una agricultura sostenible intenta hacer frente a los problemas causados por el cambio climático. El director general de la FAO, José Graziano da Silva, sostiene que los compromisos internacionales para hacer frente al calentamiento global, y también para eliminar la pobreza, requieren un cambio de paradigma que debe iniciarse con la práctica de una agricultura más sostenible, más inclusiva, menos contaminante y destructora.  

 

Su afirmación se sostiene, además de en la realidad concreta, en dos acuerdos internaciones que se han firmado recientemente y que otorgan relevancia a la necesidad de innovar los sistemas alimentarios para que sean más inclusivos. El primero de estos acuerdos es el de “Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS), que proyecta para el 2030 la eliminación del hambre y la consolidación de ecosistemas sólidos. El segundo es el “Acuerdo de París sobre el cambio climático” (COP21), y fue celebrado el año pasado con la intención de llegar a un convenio internacional sobre el clima que permita limitar el calentamiento global a un nivel inferior a los 2° C.

 

Para entender la urgencia de esta práctica sostenible en la agricultura no tenemos que centrarnos en los índices de las cosechas mundiales de cereales, que en la actualidad registran niveles récord de productividad. Estos índices aumentan pero en detrimento de la base productiva, que se precariza cada vez más, en contextos de agotamiento del suelo y de las aguas subterráneas y en perjuicio de la contaminación ambiental y de la pérdida de biodiversidad.

 La importancia de la agricultura sostenible 1

Por otra parte, debemos tener en cuenta que la población también aumenta y que ese crecimiento de la producción de cereales no llega a mantenerse en equilibrio con el crecimiento de la población mundial. Con la aplicación del modelo sostenible de la agricultura de la FAO, se estima que la producción mundial de alimentos habrá aumentado un 60% para el 2050, sobre todo en las tierras de cultivo ya existentes, y además, al disminuir las acciones contaminantes, conseguirá hacer frente al cambio climático. 

 

La deuda ecológica es tan grande que los pequeños, medianos y grandes agricultores deben aplicar, cuanto antes, las prácticas sostenibles de la agricultura. En definitiva, “Ahorra para crecer” es un modelo que apunta a intensificar la producción pero sin descuidar el suelo y los recursos naturales, sin abandonar el planeta y las vidas que se desarrollan en él. Este modelo permite mejorar la base de recursos naturales de la agricultura al reducir la dependencia de los productos químicos y al reemplazar los viejos procesos contaminantes por otros que resguardan la calidad de los ecosistemas.

 

¿Cuáles son las prácticas sostenibles que deben aplicar los agricultores?

Una de las prácticas más viables es la de cortar y aportar mantillo. Según los informas de la FAO, los agricultores de América Central y del Sur han conseguido grandes resultados. También se aplica el cultivo de árboles de sombra, ya que pierden las hojas cuando los cultivos de maíz que se encuentran debajo necesitan más luz solar.

Pero “Ahorrar para crecer” ofrece todo un conjunto de técnicas: reducir al mínimo la labranza y utilizar la rotación de cultivos, el cultivo de plantas fijadoras de nitrógeno (que sustituyen a los costosos fertilizantes minerales) para mejorar la salud del suelo, la selección de cultivos con mayor potencial de rendimiento y con mayor resistencia al estrés climático, y más.

En China, por ejemplo, se ha adoptado un sistema clásico pero efectivo: el cultivo de arroz y cría de peces en arrozales inundados. Así, mientras se crían, los peces se encargan de comer insectos, hongos y malezas que dañan la cosecha. De esta manera se reduce el costo requerido por el uso de plaguicidas y además se generan menos efectos contaminantes.

Pero la importancia de la agricultura sostenible no radica en la productividad empresarial. Se trata de tomar conciencia de que el planeta que maltratamos es el planeta que nos permite vivir.

La importancia de la agricultura sostenible 2

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

- El fraking en nuestro ecosistema

- ¿Qué es la pesca sostenible?

 

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

 

Posteado el 11/02/2016 Naturaleza y Sostenibilidad 96

Articulos relaccionados

La importancia de reciclar para el futuro sostenible

El impacto del reciclaje es importantísimo. El cuidado de nuestro planeta depende enormemente del reciclaje, y por...

Ganador final cata online anchoasdeluxe 2018

La primera cata online anchoasdeluxe ha terminado, y hemos sorteado un fantástico lote gourmet entre todos los...

¡Remodelamos nuestra tienda gourmet online!

¡En anchoasdeluxe tenemos nueva web! Hemos remodelado nuestra web para ofrecer mayores comodidades, ventajas y...

Ganador sorteo tercera parte cata online anchoasdeluxe 2018

Hemos llegado a la tercera y última partes de nuestra cata online, hemos recopilado vuestras opiniones y en esta...

Categorías del Blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Buscar en el Blog

Código QR

Vistos recientemente

Sin productos

Menu