Click for more products.
No produts were found.

Anchoas de Santoña en Aceite de Oliva 180 Grs. El Faro del Pescador

22,90 € (impuestos inc.)
Disponible pronto

Anchoas de Santoña en Aceite de Oliva 180 grs. El Faro del Pescador, anchoas de elaboración tradicional en Santoña, sobadas a mano un proceso totalmente manual para garantizar el mejor sabor.

Leer másMostrar menos
Productos Relacionados
Balanza 50 grs
4,25 € (impuestos inc.)
6 opiniones
Anchoas elaboradas en Santoña con bocarte del Cantábrico, perfectas para aperitivos o disfrutar en cualquier momento, abrir y terminar. ¡Descubre las mejores Conservas Ana María!
Descripción

Anchoas de Santoña en Aceite de Oliva 180 grs. El Faro del Pescador, 24/26 filetes. Deleitate con estas anchoas de elaboración artesanal sobadas a mano.

¿Qué encontramos en esta lata de anchoas de Santoña del Faro del Pescador?

En estas anchoas en aceite de oliva nos encontramos anchoas con aproximadamente 26 filetes de anchoas de gran calidad, elaborados totalmente a mano con el mejor bocarte del cantábrico, una limpieza perfecta un sabor equilibrado.

  • Anchoas grandes 24-26 filetes
  • Bocarte del cantábrico
  • Aceite de oliva

Acerca de las Anchoas en Aceite de Oliva 180gr del Faro del Pescador

Las anchoas son ricas en omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, también aumentando la fluidez de la sangre, previniendo trombos y coágulos. Ricas en vitaminas B2, B3, B6, B9 y B12 todas ellas con importantes funciones. Vitaminas liposolubles como la A y la D, contribuyendo a la regeneración de tejidos y piel, favoreciendo la resistencia a las infecciones, y necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y visión nocturna. La vitamina D ayuda a los niveles de calcio en sangre y favorece su absorción y fijación. Minerales, magnesio y yodo.

Un envase creado inicialmente para el sector de la hostelería por contener anchoas de tamaño superior y con una presentación de 10-12 filetes de anchoa muy llamativos. Actualmente son muy populares, por estos mismos hechos, anchoas grandes, limpias, para abrir y consumir de una sola vez, lo recomendado para esta delicatessen del mar.

Los mayores peligros de la anchoa son la luz, el calor y el oxigeno, por lo cual los formatos en lata son los más adecuados para un perfecto estado de conservación de sus propiedades y lo más recomendable es elegir el tamaños de lata en función del número de comensales, evitando que se quede la lata abierta con producto más de un día.

Conservera El Faro del Pescador

Conservas “Faro del Pescador” fue fundada por la santoñesa familia Ruiz Trueba en el año 1975, comenzando a desarrollar su actividad en una pequeña lonja comercial en el centro del municipio de Santoña.

Hoy, cuarenta y cinco años después, la tercera generación se encuentra a las riendas de la empresa, elaborando las semiconservas de anchoa del Cantábrico tal y como lo hacían sus abuelos: con una materia prima de primerísima calidad, exclusivamente anchoas del Cantábrico; con una producción limitada, para asegurar la excelencia del producto final; y artesanalmente, limpiando, fileteando, sobando y envasando las anchoas a mano, una a una, con todo el mimo y el cariño que les transmitieron sus mayores.

Tradición de las Anchoas en Aceite de Oliva

De entre los primeros salazoneros italianos venidos a Santoña debe de destacarse un nombre: Giovanni Vella Scaliota.  Vella había llegado a Santoña enviado  por la prestigiosa firma napolitana Angelo Parodi, dedicándose a la profesión salatori (saladores). Su mérito fue inventar los filetes de anchoas en aceite.

La anchoa en salazón había que limpiarla a la hora de consumirla (como se sigue haciendo ahora) y una vez preparada tomarla al natural o bien con un poco de mantequilla para suavizar su sabor salino como se solía servir en Italia.

El signore Vella, comenzó a obsesionarse con la idea de realizar estas labores en fábrica y enlatar la anchoa para venderla al consumidor de forma directa, para ello comenzó a realizar en fábrica todo el proceso: de limpiar la salazón para luego formar dos tiras o filetes, quitando la espina central y envasar las tiras en latas, utilizando mantequilla derretida como cobertura.

El precio de la mantequilla era demasiado caro, por lo que fue sustituida por aceite de oliva dando lugar a las anchoas que todos conocemos.

¿Cómo degustar las Anchoas en Aceite de Oliva?

Para disfrutar de las anchoas hay que sacar la lata del frigorífico unos 20 minutos antes de que se vaya a consumir, de modo que la sal y el aceite se disuelvan por completo (se solidifican al estar en frío) y se pueda disfrutar de su máximo sabor.

Leer másMostrar menos
Detalles del producto
CONELFARO003

Ficha técnica

Ubicación de la conservera
Santoña (Cantabria) España
Elaboración
Tradicional
Comensales
4/5 Comensales
Filetes
24/26 filetes
Tamaño de la Anchoa
Grande
Aceite
Oliva
Formato
Lata
Peso Neto
180 grs
Peso Escurrido
125 grs
Origen del Bocarte
Engraulis Encrasicolus (anchoa del cantábrico)
Shipping & Returns
Opiniones

Menu

Configuración

Cree una cuenta gratuita para guardar los artículos favoritos.

Iniciar sesión

Crea una cuenta gratuita para usar lista de deseos.

Iniciar sesión