<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

¿Qué ver en Santoña?

         

Santoña es un municipio ubicado en la costa oriental de la provincia de Cantabria, en España. Forma parte de la comarca de Trasmiera, a 48 kilómetros de distancia de Santander, capital de Cantabria.

¿Qué ver en Santoña?

Casi todo el territorio de Santoña se encuentra rodeado por el Mar Cantábrico. La superficie total de este municipio alcanza los 11 kilómetros cuadrados y contiene a una población de más de 11550 habitantes.

 

Santoña es un paraíso turístico. Allí se forman las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, reconocidas como un verdadero atractivo para los amantes de las aves acuáticas migratorias. Pero, además, este municipio cuenta con otros lugares de interés turístico, como la Iglesia de Santa María del Puerto (creada en el siglo XIII), el Antiguo Hospital Militar de Santoña (que data del siglo XVIII), el Fuerte de San Carlos de Santoña (ubicado en la bahía), el Fuerte del Mazo o “de Napoleón” (que se encuentra ubicado en el Monte Buciero y ofrece una vista impresionante de todo el territorio), la Plaza de Abastos de Santoña, la Playa de Berria y el Monte Buciero, entre otros.

Santoña es una de las villas marineras más antiguas de Cantabria. Además de los atractivos antes mencionados, también cuenta con dos enorme faros que iluminan la costa y generan un clima de puro encantamiento.

 

¿Qué podemos visitar en Santoña?

Podemos armarnos un buen recorrido empezado por el Fuerte de San Martín, que se construyó en el siglo de Felipe II. Luego podemos recorrer el Paseo Marítimo, atentos a la Bahía de Santoña y la Playa de San Martín, que nos acompañarán por la izquierda. Cuando lleguemos al monumento del Almirante Carrero Blanco, podemos girar a la derecha y tomar la calle O’ Donnell, que nos conducirá a uno de los mayores atractivos de la villa: la Iglesia de Santa María del Puerto.

 

La Iglesia de Santa María del Puerto es un templo construido en el siglo XI y remodelado entre el siglo XII y el siglo XVI. Veremos una fusión de estilos históricos: tanto la pila bautismal como los capiteles y la puerta son de estilo románico, mientras que la imagen de la Virgen del Puerto y el crucero fueron construidas de acuerdo al estilo gótico. Por su parte, el retablo del altar mayor es plateresco y además cuenta con una importante pintura flamenca, y la policroma inmaculada de Galeón fue construida en el siglo XVII. Pero el toque específicamente cantábrico apareció ya en el siglo XX, con el escultor Cacicedo, que ofreció como muestras tanto el Cristo del Perdón como el Nazareno.

 

Al salir del templo, podemos tomar la calle Alfonso XII, que nos llevará hasta la hermosa plaza de San Antonio. En ese trayecto, encontraremos la Casa Palacio de Castañeda (un bello edificio de principios del siglo XX) y la Casa de Cultura municipal. Por la calle Manzanedo nos toparemos con dos monumentales arquitecturas del siglo XIX: el Instituto de los Marqueses de Manzanedo y el Palacio del Duque de Santoña.

 

Seguimos el recorrido en dirección al puerto de Santoña, donde podremos ver las tradicionales escenas santoñesas relacionadas con la actividad pesquera y la vida marinera. Entre la dársena pesquera y el puerto deportivo, se encuentra el Mirador de las Marisma y, junto a este mirador, se halla la Plaza de Toros. Podemos volver por el Paseo Marítimo y recorrerlo hasta llegar al monumento más famoso de Santoña, el monumento al santoñés y cartógrafo Juan de la Cosa. A través de las plazas de la Concordia y Manuel Andujar, volvemos al interior del casco urbano, donde podremos visitar la Casa Palacio de Chiloeches y su espectacular fachada barroca del siglo XVII.

 

¿Qué más podemos visitar en Santoña?

El Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel

Un espacio protegido, conformado por estas tres marismas que constituyen el conjunto de zonas húmedas más importantes para las aves acuáticas del norte de la península Ibérica, ya que son fundamentales para la invernada y también para la migración de numerosas especies. Este espacio cuenta con aproximadamente 121 especies de aves acuáticas y 33 especies mamíferas. Se trata de una enorme Reserva Natural que también se conforma de encinares, pastizales, matorrales, praderías, playas y dunas.

 

Carnaval marinero de Santoña

Si vamos a Santoña en febrero, no podemos perdernos estos impresionantes carnavales, que se celebran todos los 24 de febrero. Conocidos popularmente como "los carnavales del norte", se remontan a 1934 y cuentan con la participación de casi todo el pueblo santoñés, que asiste disfrazado de peces.

El gran momento de este magnífico evento es el "Juicio en el fondo del mar", donde se juzga al besugo (el rey simbólico del carnaval) por haber secuestrado a una sirena, en un acto que se denomina "La quema del besugo". Durante el juicio, una persona disfrazada de besugo es trasladada a la plaza de San Antonio en un carro tirado por un asno y acompañado por charangas y murgas con diferentes personajes.

Ya en la plaza, una corte de letrados, jueces y fiscales se prepara para el veredicto. Los personajes - peces suben al estrado y acusan o defienden al besugo. Pero finalmente el besugo es encontrado culpable del secuestro y, por lo tanto, condenado a quemarse en la bahía. ¡Fin!

 

Playa de Berria

Esta magnífica playa santoñesa se encuentra en el istmo que une la península (formada por el Monte Buciero) con el municipio de Argoños. Alcanza los 2200 metros de longitud y se caracteriza por su arena fina y blanca. Además, tiene una pendiente suave condecorada con la Bandera Azul. La apertura al mar se encuentra por el lado norte mientras que por el sur llegamos a las Marismas de Santoña.

 

La villa de Laredo

Una hermosa villa ubicada en la costa oriental de Cantabria, situada en la cabeza comarcal del Bajo Asón. Reconocida por sus aspectos artísticos y culturales, y también porque allí se han encontrado datos arqueológicos de asentamientos del año 757, creados por pescadores que se instalaron en la ladera sur de La Atalaya. Además, ofrece una gran oferta gastronómica que se despliega a través de los bares y restaurantes de la zona, donde pueden degustarse pescados a la parrilla, mariscos y marmitas de bonito, entre otros platos.

 

Aquí ya tienes un amplio y variado recorrido para cuando visites Santoña, este hermoso municipio cantábrico mundialmente conocido por la excelencia de sus anchoas frescas y en conservas.

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Fotograqfia de Albert Torelló

Publicado el 13/1/2016 en Noticias y Eventos

         

RSS 2.0 (Noticias y Eventos) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios