<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

Para el frío, los mejores cocidos de España

         

Cuando llega el invierno, los platos preparados se presentan como una excelente manera de contrarrestar el frío. Calientes, ricos y, sobre todo, ¡listos para comer!, estos platos se han convertido en el sol de las temperaturas bajas.

Para el frío, los mejores cocidos de España

Entre las comidas típicas de la gastronomía española se encuentran los cocidos, platos de cuchara preparados con legumbres, verduras, carnes, embutidos, jamón, tocino y patatas, todos guisados en una misma olla, a fuego lento y durante algunas horas. Se consumen con mayor frecuencia en las épocas frías debido a que, tradicionalmente, el plato se prepara con verduras típicas del invierno (nabos, zanahorias, repollos), y además la mezcla de sus ingredientes aporta calor al cuerpo.

En los orígenes de esta receta nos encontramos con la denominación “olla podrida”. Aunque en un primer momento el término pueda generar repugnancia, etimológicamente, “podrida” se refiere a “poderida”, que significa “poderosa”, “suculenta”, “alimenticia”. Es decir que, en todo caso, “la olla podrida” remite a “la olla de los poderosos”. La cocina burgalesa todavía conserva este nombre. Pero más allá de su curiosidad etimológica, lo cierto es que este plato contiene un fuerte peso histórico: surgió hace siglos, en zonas frías de altas montañas, y alimentó a montañeses, campesinos, siervos y señores de grandes casas de mesetas en el siglo XIX, incluso a príncipes y reyes, y aún hoy permanece en la raíz de los hábitos alimentarios de toda España, inclusive en regiones alejadas de las montañas heladas.  

A medida que la receta se extendía hacia el resto del país, surgieron diversas variantes regionales del cocido. Por esta razón, el nombre del plato suele completarse con el gentilicio propio de cada región: Cocido Montañés, Cocido Lebaniego, Cocido Madrileño, Pote Gallego, Callos a la andaluza, Olla Podrida, Cocido Maragato, y Escudella i carn d’olla en la región catalana, entre otros.

Existe una característica común a todas las variedades regionales. Si bien se trata de un plato único, el cocido puede servirse en diferentes momentos de una misma comida: el caldo o la sopa como primer plato, luego las legumbres y por último la carne y las hortalizas. De todas formas, cada región utiliza sus ingredientes locales y sirve el plato de diferente manera.

La base de la variante madrileña es el garbanzo, que se acompaña con verduras, patatas, carne vacuna o pollo, tocino y embutidos, y se acostumbra a servirlo en tres vuelcos: primero la sopa, después los garbanzos con las verduras y la patata y por último la carne y los embutidos. En Galicia, los ingredientes principales son los grelos y los repollos de la zona, y en general primero se consumen las verduras, acompañadas con judías, y luego la carne. El plato andaluz también lleva garbanzos y se prepara con carne de cerdo, tocino, morcilla y chorizo.

Pero aquí nos centraremos en los cocidos de la región de Cantabria. Debido a sus características geográficas, la cocina de esta región ocupa una posición de lujo en la gastronomía española. Ofrece desde pescados y mariscos frescos, extraídos de los fríos mares del norte, hasta una raza vacuna autóctona, con la que además se elaboran excelentes lácteos, y una producción hortícola de calidad, proveniente de la zona verde de montañas, aunque no se trate de una región propiamente hortícola. Entre las numerosas recetas que ofrece esta cocina, encontramos los platos preparados, en dos variantes igualmente deliciosas: el Cocido Montañés y el Cocido Lebaniego.

plato preparado cocido lebaniego

El Cocido Montañés o Puchera Montañesa es un plato típico de Cantabria, y no sólo se distingue por su calidad como producto, elaborado con las mejores materias primas, sino que además se diferencia de otros tipos de cocidos, ya que no lleva garbanzos como ingrediente principal. Nosotros le ofrecemos el mejor Cocido Montañés: elaborado artesanalmente, de acuerdo a la receta tradicional, con sus ingredientes típicos (alubia blanca, berza, compango, patatas, zanahoria, cebolla, ajo, aceite de oliva extra virgen, pimentón, agua y sal), y ya listo para degustar. También le ofrecemos un riquísimo Cocido Lebaniego, preparado a la vieja usanza, con los ingredientes propios de la zona de Liébana, en Cantabria (garbanzos, zancarrón y relleno aran), listo para servir y compartir entre dos o tres personas.

Los amantes del cocido no pueden dejar de probar nuestros productos. Lo mismo para aquellos que no se consideran amantes del plato y para aquellos que ¡todavía no lo han probado! Prueben nuestros platos preparados y después nos cuentan…

Además, esta es la mejor época para consumirlos. Después de una fría y larga jornada de trabajo, volvemos a casa, nos acomodamos cerca de la estufa y recuperamos fuerza, calor y energía saboreando los cocidos más exquisitos de la zona de Cantabria, compartiéndolos, o no, con nuestros seres queridos, ¡eso queda a gusto del consumidor!

cocido montañés           

En nuestra página se encuentra la información detallada de ambas variantes del cocido de Cantabria. Eche un vistazo y empiece a degustarlo por los ojos. Si se decide, puede realizar la compra a través de la misma página, durante las veinticuatro horas del día, desde la zona en la que usted se encuentre. Nosotros le enviaremos nuestros productos directamente a su casa, para que pueda disfrutar de esa inigualable sensación que nos provocan las comidas caseras.  

Cual es tu cocido favorito? Haces algún cocido distinto?    

Publicado el 2/2/2015 en Productos Artesanos y más

         

RSS 2.0 (Productos Artesanos y más) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios