<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Con su pedido superior a 100€ regalo de 1 sobre de Cecina de León:0d. 0h. 0m. 0s. 

Mejillones en escabeche: Elaboración de Calidad

         

Mejillones en escabeche: Elaboración de Calidad

La elaboración de los mejillones en escabeche es una práctica culinaria que requiere de mucho oficio y profesionalidad. Quizás quieras saber cómo se preparan, en qué consiste esta elaboración, cuáles son los pasos que debes seguir para preparar mejillones al escabeche de calidad.

 

¿Cómo se preparan mejillones al escabeche?

Te mostraremos los pasos que realizan las empresas que preparan el mejillón en escabeche para comercializar.

 

Mejillones al escabeche

Los principales ingredientes del escabeche para los mejillones son el pimentón rojo, preparado previamente a partir de la mezcla del pimentón con aceite, y también se utiliza agua y vinagre.

Por lo general, se utilizan 100 kg de pimentón por cada 300 kg de mejillón.

 

Etapas principales de la preparación comercial del mejillón en escabeche

Desconchado

El primer paso para la comercialización del mejillón en escabeche es el desconchado. Esto se hace en una máquina que se conoce como “codeiro de mejillón”. El proceso se divide en tres partes: en primer lugar se produce el desgranado, luego se realiza el cocido y finalmente, como tercer y último paso de este primer proceso, se utiliza el vibrador para separar la valva de la concha.

Empaquetado y esterilizado

Desde el cierre hasta el comienzo de la esterilización no pueden pasar más de dos horas. Se emplean unos ordenadores de esterilización y se conserva una muestra de diez latas de cada tanda para posibles reclamaciones.

Enlatado de los mejillones

Cada lata lleva clavo, pimienta negra y laurel. Estimativamente, de cada kilo de mejillón, sólo se aprovechan 250 gramos. El restante que no se utiliza para la comercialización del mejillón en escabeche, puede reciclarse; por ejemplo: con el mejillón roto se hace paté.

Mejillones

 Mejillones-en-escabeche-Elaboración-de-Calidad

Mejillones en escabeche caseros

Los mejillones son uno de los productos del mar más consumidos tanto en España como en el resto del mundo. Esto es así debido al intenso y particular sabor de estos moluscos del mar. Además, como se consiguen en abundancia, son muy asequibles en las zonas costeras de medio planeta.

En Galicia es habitual consumirlos abiertos al vapor y acompañados por un vino fresco. Pero lo cierto es que pueden prepararse de muchas formas diferentes: en empanada, rebozados, tigres rabiosos, en escabeche o con cualquier preparación que se nos ocurra.

Preparar mejillones en escabeche caseros nos permite tener un alimento riquísimo y flexible por bastante tiempo ya que su conservación es prolongada, sobre todo si los preparamos en escabeche. Así que te mostraremos una receta para que puedas prepararlos en tu casa y disfrutes de un excelente y nutritivo alimento.

 

Receta de mejillones en escabeche caseros

Dificulta: fácil

Tiempo de elaboración: 45 minutos

Receta para dos personas

Costo aproximado: 2.5 €/persona

Ingredientes

- 2 kilos de mejillones gallegos

- 1 vaso de aceite de oliva virgen extra

- 1 vaso de vinagre de vino

- 1 vaso de vino blanco (un buen albariño a ser posible)

- Una cucharada sopera de pimentón de la Vera dulce o semidulce

- 2 dientes de ajo

- 3 hojas de laurel

Elaboración

- Limpiamos bien los mejillones debajo del grifo. Con un cuchillo rascamos las impurezas y arrancamos las barbas que sobresalen por la zona de unión de las conchas. Descartamos aquellos que estén rotos o abiertos. Los mejillones frescos deben estar abiertos un milímetro o dos y cerrarse al intentar abrirlos.

- Colocamos en una olla grande un vaso de vino albariño, dos hojas de laurel y los mejillones. Los llevamos a ebullición con fuego fuerte y tapados. Desde el momento en que el agua comienza a hervir, podemos dejar los mejillones dos minutos a fuego fuerte, sin destapar, o podemos retirarlos a medida que van abriéndose.

- Escurrimos los mejillones, pero reservamos medio vaso del agua de la cocción, que colaremos para eliminar impurezas. Este líquido de cocción estará formado por el vino más el agua de mar que han soltado los mejillones.

- Separamos los mejillones de las conchas, desechando aquellos que no hayan abierto, y los colocamos en fiambreras o en frascos, según el soporte en el que vamos a hacer la conserva.

- Fileteamos los ajos y los incorporamos a una sartén con el vaso de aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte y una hoja de laurel.

- Cuando el ajo esté dorado, retiramos del fuego y añadimos una cucharada sopera de buen pimentón. Removemos rápidamente con una cuchara de madera para que no se queme y para enfriar añadimos el vinagre y el agua de cocción que reservamos previamente.

- Con esta mezcla, cubrimos los mejillones en las fiambreras o en los frascos. Es importante que queden bien cubiertos de líquido para que se conserven bien y adquieran el sabor del preparado.

- Cuando estén a temperatura ambiente se pueden meter en la nevera, y cuando estén fríos ya pueden disfrutarse.

Seguro que sabes apreciarlo.

¿ Te gustan los productos artesanos llenos de sabor?

Compartimos, disfrutamos y saboreamos productos llenos de tradición.  ¿Qué pierdes? 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

-          Tres recetas de mariscos gallegos

-          Almejas gallegas, tipos y propiedades

-          Ensaladas de bonito en aceite para el verano

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 8/9/2017 en Saludable y Bueno

         

RSS 2.0 (Saludable y Bueno) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios