<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

El truco de la moneda para evitar una intoxicación

         

El truco de la moneda para evitar una intoxicación

Si nos tomamos un día para preparar varias comidas caseras, el congelador puede resultarnos muy útil, ya que nos permite conservar los alimentos durantes varias semanas. Pero, a veces, cuando el congelador se descongela sin que nos demos cuentos, corremos el riesgo de intoxicarnos con esos alimentos que se descomponen al perder su cadena de frío. Por suerte, existe un pequeño truco que puede salvarnos de una intoxicación: el truco de la moneda.

 

Si nos vamos de vacaciones o pasamos el fin de semana fuera de casa y en ese periodo se corta la luz, los alimentos que se encuentran en el congelador se descongelarán sin que nosotros lo sepamos. Incluso, no hace falta que nos ausentemos varios días; a veces, la luz se corta brevemente durante la noche y los alimentos se descongelan y vuelven a congelarse para cuando nos despertamos.

 

Cuando los alimentos pierden su cadena de frío ya no son seguros para el consumo. Los más susceptibles de perder la cadena de frío en poco tiempo son los alimentos que contienen componentes de origen animal, como los lácteos, los huevos, la carne y los mariscos. Algunas comidas preparadas con verduras también se descomponen con rapidez.

 

Pero mediante un truco sencillo podemos saber si la nevera se ha detenido durante la noche o si se ha detenido cuando nos ausentamos varios días de casa. Para realizar este truco, sólo necesitas una moneda y una cubetera

 

¿Por qué es peligroso consumir alimentos que se descongelaron y luego volvieron a congelarse?

Las razones más importantes son dos:

1. La pérdida de sabor, textura y calidad de los alimentos, que surge con la ruptura de los cristales que forma el agua de los alimentos.

2. Cuando el alimento vuelve a una temperatura mayor a -2º C, algunas bacterias, como las psicrófilas (que se congelan junto al alimento), vuelven a reproducirse.

 

No todos los alimentos que se descongelaron parcialmente pueden volver a congelarse. Para saber si podemos recongelar y consumir el alimento tenemos que observar si tiene cristales de hielo y si se siente frío (como si estuviese congelado). Debemos averiguarlo mediante la vista y el tacto. Nunca es conveniente probarlo, ya que si se encuentra en mal estado nos intoxicaremos.

 

Truco para saber si el congelador se ha descongelado:

El truco es simple y para ponerlo en práctica necesitas una cubetera y una moneda.

Pasos para realizar el truco:

1. Primero llena la cubetera y colócala en el congelador, tal como los haces habitualmente. Luego espera a que se formen los cubitos. Si ya tienes cubitos, no hace falta que hagas este primer paso; comienza directamente por el siguiente.

2. Coloca una moneda sobre la cubetera, en el centro de uno de los cubos de hielo.

3. Entonces vete a dormir o sal de viaje y, al otro día o a tu regreso, ve al congelador y revisa la moneda. Ya te imaginarás cómo funciona el truco... ¡Exacto!: si la moneda se ha hundido en el agua o no la ves a simple vista significa que la luz se ha cortado en algún momento y por eso la moneda se encuentra en el fondo de la cubetera.

 

Un truco sencillo que puede prevenirte de una intoxicación por ingerir alimentos en mal estado. ¿Vas a probarlo? También puedes comentárselo a tus conocidos; cuéntales sobre el truco de la moneda para evitar la intoxicación. Estos son buenos secretos que debemos difundir, ya que el malestar por intoxicación es más frecuente de lo que creemos, y en la mayoría de los casos es perfectamente evitable.

 

Recuerda, entonces, que los alimentos descongelados o parcialmente descongelados pueden volver a congelarse de manera segura si todavía contienen cristales de hielo. Descongelar los alimentos de manera parcial y volver a congelarlos puede afectar sus calidades, pero en algunos casos seguirán siendo seguros para el consumo.

Si tienes un termómetro para electrodomésticos en el congelador, puedes determinar si el alimento es seguro para el consumo: la temperatura debe indicar menos de 18° . en ese caso, cuando descubras que se ha cortado la luz, puedes volver a congelar los alimentos y luego consumirlos sin problemas.

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

-          Cómo saber si el marisco está fresco

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 29/9/2016 en Saludable y Bueno

         

RSS 2.0 (Saludable y Bueno) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios