<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

Consejos que parecen buenos para tu salud, pero no lo son

         

Poco después de sufrir un infarto, un hombre de sesenta años fue a su médico cardiólogo y, cuando éste le preguntó si bebía alcohol, el hombre muy confiado y orgulloso respondió que no, que no bebía ni una sola gota. Para su sorpresa, el médico le dijo que un vaso de vino por las noches no venía nada mal, ya que, en pequeñísimas dosis, el vino actúa como protector del corazón y reduce los riesgos de infartos y otras enfermedades cardiovasculares.

Consejos que parecen buenos para tu salud, pero no lo son

Este es uno de los ejemplos acerca de cómo ciertos hábitos saludables pueden generar desventajas para nuestro organismo, si los llevamos a su extremo. Por supuesto que debemos beber con moderación, ya que, en todo caso, es mucho más prejudicial tomar alcohol que no beber ni una sola gota. Pero ¿cuáles son estos hábitos saludables que pueden acarrear problemas para nuestra salud, si los practicamos de manera exagerada?

 

Dicen que “a quien madruga, Dios lo ayuda”, o que al comer ligero y hacer mucho ejercicio nos ponemos en perfecto estado. Nada de esto es absolutamente falso, pero tampoco completamente cierto. Casi todas las cosas presentan sus matices. Recientes investigaciones refutan algunos de los consejos más extendidos acerca de cómo llevar una vida saludable.

 

Ejercicio físico por la mañana

Es cierto que realizar de manera regular ejercicio físico es bueno para nuestra salud. Pero para el cuerpo es demasiado violento comenzar con una serie de doscientos abdominales apenas salimos de la cama.

Algunas investigaciones afirman que el entrenamiento físico a primera hora de la mañana puede llegar a debilitar el sistema inmunológico. Tal vez la cuestión no sea tan extrema… Probablemente encontremos muchísimos casos de personas que jamás practicaron deportes de manera regular (ni por la mañana ni durante la tarde) y, de igual forma, padecen problemas causados por fallas de sus sistemas inmunológicos. De cualquier manera, conviene darnos el tiempo necesario para despertarnos, para que nuestro cerebro y nuestro cuerpo se activen, antes de salir a correr, levantar pesas, practicar boxeo o “spinning”.

Cócteles sin alcohol

A veces preferimos reemplazar el alcohol de los cócteles por jugos artificiales. Pero hay que tener cuidado con esta decisión, ya que los cócteles sin alcohol se encuentran saturados de azúcares refinadas, tan adictivas y destructivas como el alcohol. En todo caso, conviene agregar jugos naturales, si no queremos darnos un gustito y tomar, moderadamente, de tanto en tanto, un rico cóctel tradicional.

 

Suplementos dietéticos

Los suplementos dietarios nos aseguran que podremos fácilmente nutrir a nuestro cuerpo con las vitaminas A, B, C, D, todas necesarias para nuestra salud. En alguna medida, esto es cierto. Pero no tenemos que acostumbrarnos a reemplazar con suplementos dicterios los alimentos que también pueden proveernos de este grupo de vitaminas.  

Algunos estudios han demostrado que la ingesta excesiva de vitaminas como el hierro, el magnesio y la vitamina B6, puede aumentar el riesgo de muerte en mujeres con edad avanzada, mientras que la sobredosis de vitamina E puede aumentar los riesgos de padecer cáncer de próstata. Siempre es mejor comer frutas y verduras antes que ingerir cápsulas.

Te pueden interesar estos artículos también:

Alimentos "Light"

La publicidad es una de las dueñas del mundo, esto no debería ser una novedad, como tampoco debería serlo el hecho de que su propósito consiste en vender, generar consumo y vender. Los productos “Light” crecen y se diversifican porque la demanda es cada vez mayor, y la demanda aumenta porque crece la necesidad de consumo, que a su vez crece por las exigencias del propio mercado. Como los ratoncitos que siempre giran sobre la misma rueda. Dadas las condiciones, a los consumidores nos toca, al menos, conocer aquello que compramos, ir un poquito más allá de lo que nos dicen las publicidades.  

El consumo de alimentos “Light” apunta a eliminar el consumo de los alimentos que contienen “grasas buenas”, como el omega 3. Es que estos alimentos (como el aguacate o las semillas de lino), naturales, artesanales, orgánicos, son los contrarios absolutos de los grandes productos de la publicidad industrial. 

Por ejemplo, los pescados y los frutos secos contienen elementos naturales esenciales para nuestro organismo, para nuestro cerebro actúe rápido y claro, para que nuestro corazón pueda latir con fuerza, y también previenen enfermedades como la artritis, además de muchos otros beneficios.

Dos litros de agua por día

Ya sabemos que un tercio de nuestro cuerpo está formado por agua y que necesitamos este líquido para vivir. Pero dos litros de agua por día es un exceso, sobre todo si tenemos en cuenta que además tomamos infusiones, gaseosas, jugos, caldos, etcétera. Un litro y medio de agua por día resulta suficiente. La abundancia de líquido puede generar una reducción de la sal en la sangre, algo peligroso para nuestro organismo.

hábitos saludables, agua

Hablar sobre los problemas

Cuando un problema ocupa casi todo nuestro cerebro, y no podemos dejar de pensar en él,  algunas personas tienden a ejecutar esa creencia o, incluso, técnica (si nos encontramos frente a un terapeuta que practica el psicoanálisis) que asegura que, cuando el problema nos supera, lo mejor es hablar, hablar y hablar, hablar sobre nuestros problemas, hablar hasta el cansancio.

Pero en un estado de ansiedad, estrés o suerte de obsesión, el hecho de hablar sobre eso que nos aqueja sólo conseguirá meternos todavía más en la rueda problemática, nos provocará más estrés, más ansiedad, y también agotará a las personas que nos rodean.

Un estudio de la Universidad de Columbia, de los Estados Unidos, afirma que analizar el mismo problema una y otra vez puede conducir a la confusión y, en el peor de los casos, a la depresión. Por lo tanto, más que darle vueltas al problema en sí, conviene esclarecer la mente y enfocarnos en la solución.

 

Protector solar (pantalla total)

La protección solar es importante, el sol realmente genera problemas en la piel (no sólo arrugas, ampollas y lunares, sino que también puede provocar cáncer). Pero el sol emite una luz esencial para nuestro organismo. Son los rayos ultravioletas (UV), que por ejemplo evitan la carencia de la vitamina D. Exponernos diez minutos al sol, fuera de las horas centrales, es saludable. Por lo tanto, conviene usar protector solar, pero no protegernos del sol completamente. En todo caso, es mejor saber en qué horario podemos exponernos a sus rayos.

 

Por supuesto que no se trata de anular el ejercicio físico de nuestras vidas, ni de eliminar por completo el consumo de alimentos industrializados, mucho menos de beber alcohol sin medidas o echarnos al sol de las tres de las tarde sin ninguna clase de protección. Más bien se trata de llevar una vida equilibrada y de readaptar esos hábitos saludables a nuestros propios organismos. Beber, comer, entrenar con moderación. Llevar una vida saludable más que realizar todos los tipos de hábitos saludables que conocemos.

 

¿Te ha servido este artículo?     

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 11/9/2015 en Saludable y Bueno

         

RSS 2.0 (Saludable y Bueno) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios