<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
REGALO DIRECTO Tableta chocolate con pedido superior a 125€* Quedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Cómo preparar un buen Gin Tonic

         

El Gin Tonic se ha convertido en uno de los cócteles más consumidos, y no sólo por los amantes de la ginebra. Este cóctel es muy apreciado tanto por hombres como por mujeres, sean o no tradicionales bebedores de ginebra.

Cómo preparar un buen Gin Tonic

Una de las razones de su gran popularidad tal vez se deba a su sencilla elaboración a partir de una serie de ingredientes básicos: ginebra y tónica. Pero esto no significa que para prepararlo baste con mezclar ambos ingredientes y listo. En realidad existen una serie de técnicas para preparar Gin Tonic perfecto.

Cómo preparar un buen Gin Tonic:

1. Primero tenemos que seleccionar la calidad de las bebidas que utilizaremos para preparar el cóctel. Aunque las mejores marcas de tónica para preparar un Gin Tonic son aquellas que sobresalen en sabores y aromas cítricos, como la marca Fever Tree, también podemos optar por la clásica Schweppes. En cuanto a las ginebras, para la elaboración del Gin Tonic resultan ideales aquellas que poseen aromas cítricos, como Hendrick´s o Bombay Sapphire, entre otras.

2. Una vez que elegimos las marcas de tónica y de ginebra que vamos a utilizar, tenemos que enfocarnos en la elección del vaso que vamos a utilizar para disfrutar de nuestro cóctel. El tipo de vaso ideal para el Gin Tonic es el ancho y corto. También podemos utilizar una copa balón. Los alargados y de boca angosta no sirven. El hecho es que la ginebra necesita una boca ancha para oxigenarse y desprender todos sus aromas

3. Vamos a necesitar limón verde o lima. Pero no tenemos que exprimirlo. El jugo de limón elimina las burbujas de la tónica y entonces el Gin Tonic pierde eso que lo caracteriza. Tenemos que extraer la esencia de lima, pero ¿cómo?: cortamos la piel (sólo la piel, la parte blanca debe quedar adherida al limón verde), y luego la presionamos con fuerza sobre el borde del vaso o de la copa, para que la esencia que se desprenda caiga dentro del recipiente. Después podemos cortar un gajo del limón y agregarlo a la esencia, aunque sólo si lo deseamos.    

4. Agregamos hielo en el vaso o en la copa. Pero antes de hacerlo debemos saber que el hielo es un ingrediente importantísimo para conseguir un verdadero Gin Tonic. Un tipo de hielo perfecto para este cóctel es el de forma grande y consistencia dura. Porque la idea es que el hielo enfríe el recipiente sin generar agua. Un hielo grande y consistente se mantendrá por más tiempo sin diluirse y sin aguar la bebida. El mejor hielo para preparar un Gin Tonic es el hielo industrial, es decir, ese que compramos en las gasolineras o en los supermercados. Este tipo de hielo, a diferencia del que podemos generar nosotros en nuestras heladeras, se elabora a muy baja temperatura y con agua osmotizada. ¿Cuánto hielo debemos usar? Con tres o cuatro cubitos es suficiente. 

5. Llegó el momento de echar la ginebra. Ubicamos la botella a cierta distancia del vaso para que la ginebra se oxigene mientras cae, y entonces vertemos el líquido durante tres segundos. En España suele duplicarse o triplicarse la cantidad de ginebra recomendada para elaborar un Gin Tonic. Así, el cóctel resulta demasiado fuerte. Entonces, podemos contar hasta tres segundos mientras agregamos el líquido o podemos emplear una técnica infalible. La proporción correcta es una unidad de ginebra por cuatro o cinco de tónica; por lo tanto, si usamos un medidor resolvemos fácil el problema. Ahora bien, si no tenemos medidor, podemos calcular la cantidad de ginebra utilizando un vaso de chupito de 4 o 5 Cl. El Gin Tonic perfecto se elabora con un chupito de ginebra por cada botella de tónica de 20 Cl.   

6. Por último, rellenamos el vaso o la copa con agua tónica y después revolvemos una vez con una cuchara para que las burbujas cobren vida. No hay que revolver demasiado, con una vez es suficiente, ya que si nos pasamos de vuelta, en vez de energizarlas, vamos a eliminar todas las burbujas. 

 

Para preparar un Gin Tonic no necesitamos demasiados elementos. Nos basta con un poco de hielo, ginebra, tónica, un cítrico y un recipiente. Pero para preparar un buen Gin Tonic, además de estos elementos, necesitamos de práctica.

 

Con estos pasos sencillos, puedes practicar hasta conseguir un buen Gin Tonic. Si quieres, nos escribes para contarnos cómo te ha salido.

 

Comprar ginebrta Siderit pinchando aquí

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo

Publicado el 5/6/2015 en Productos Artesanos y más

         

RSS 2.0 (Productos Artesanos y más) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

2 comentarios

Santi

09 jun., 2015 14:01:37

Refrescante

La forma de realizar los pasos bien hechos influye mucho en el sabor del gin tonic, aunque no lo creamos-

Juan

09 jun., 2015 14:07:37

Que ricos están con este calor que nos aprieta ahora. Unos sencillos pasos para servirte un refresco rico rico

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios