<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

¿Cómo limpiar caracoles?

         

¿Cómo limpiar caracoles?

 

Te enseñaremos algunas técnicas y trucos para que puedas limpiar caracoles de forma rápida y eficiente, y hasta incluso disfrutes de esta tarea, ya que limpiar caracoles es un trabajo sencillo pero al mismo tiempo arduo.

 

Si te gusta comer caracoles, seguramente acostumbras a consumirlos ya limpios, listos para degustar. Pero podrías disfrutar muchísimo más si, además de consumirlos, te dedicaras a prepararlos en tu propia cocina. Para ello, te servirá conocer algunas técnicas y secretos fundamentales acerca de ¿cómo limpiar caracoles?

 

Limpiar caracoles es una tarea sencilla, pero también es incómoda y requiere de una buena cantidad de tiempo. La degustación de caracoles es todo un ritual, ya que comienza con la limpieza, sigue por la cocción y termina en el consumo.

Existen diferentes formas de limpiar caracoles. Muchas de estas formas han sido transmitidas de generación en generación, y esta es otra de las razones por las cuales la limpieza, preparación y consumo de caracoles puede ser un verdadero ritual. Aunque también es posible que nadie de tu familia te haya transmitido los trucos acerca de cómo limpiar caracoles; en ese caso, es probable que hayas visto cómo hacerlo en Internet o te haya enseñado alguna persona de tu círculo social. De cualquier modo, limpiar caracoles es una práctica de antaño, que requiere de cierta técnica.

 

¿Cómo limpiar caracoles?

Como te dijimos, hay varias formas de limpiar caracoles. Algunas personas creen que pueden limpiar los caracoles si los dejan colgados en una malla durante un par de días, bajo una dieta total, sin agua ni comida. Otras personas los dejan en un puchero grande, con un poco de agua y un poco de harina. Otras, los alimentan con hierbas aromáticas. Incluso, algunas personas les dan de comer lechuga, como si fuesen tortugas, o los recubren de sal y los lavan una y otra vez. Pero ¿todas estas formas son efectivas?

Limpiar caracoles con sal y agua

Untarles sal y lavarlos repetidas veces no conseguirá que la baba se desprenda del caracol. Incluso, por efecto natural a la efervescencia provocada por la sal, hasta es posible que se genere más baba. Además de que, por la acción de la sal, los caracoles pueden deshidratarse hasta morir. Así que no se aconseja utilizar este método, salvo que quieras comer los caracoles en un par de horas.

Limpiar caracoles colgados en una malla durante días

Esta forma de limpieza tampoco es efectiva. Al dejarlos colgados, esperando que se desprenda la baba, los desnutres y los deshidratas. No hay manera de que el caracol conserve un buen sabor. Cuando los quieras cocinar, la mayoría estará sin vida, y así no sirven. Los que estén vivos, se encontrarán delgados y sin sabor.

Limpiar caracoles con harina y agua

Este método tampoco se recomienda por una razón muy sencilla: tener los caracoles enharinados en una cazuela durante dos días puede ser peligroso porque la mezcla entre harina y baba puede causar la muerte del caracol.

Limpiar los caracoles con lechuga y hierbas aromáticas

Es cierto que, durante la limpieza, tenemos que utilizar hierbas. Pero ahora veremos por qué no tenemos que utilizar lechuga y por qué no todas las clases de hierbas aromáticas nos resultarán adecuadas.

 

¿Cuál es el objetivo de limpiar caracoles?

Lo importante es que, cuando los limpiamos, los caracoles se purguen: expulsen todo lo que han comido hasta el momento de acuerdo a una dieta controlada. Porque lo cierto es que no sabemos qué han comido durante sus vidas en el campo abierto, y no queremos ingerir cualquier cosa... Por eso es importante la dieta.

Ahora bien, ¿cómo concretamos esta dieta?, ¿con qué alimentos? Lo primero que tenemos que saber es que a los caracoles les gustan las hierbas que por lo general no satisfacen al organismo humano, si se consumen en abundancia y como ingrediente único.

 

La técnica que sí vale para la limpieza de caracoles

Pones los caracoles en un cesto de mimbre o en algún recipiente con agujeros. Los tienes allí durante algunos días. Dentro del cesto o recipiente pones, por un lado, un poco de agua y, por el otro, un poco de harina y un poco de romero o tomillo. De esta manera, los caracoles podrán hidratarse con el agua y podrán engordar y purgarse con la harina y las hierbas aromáticas, que le darán a la carne un sabor especial.

Luego, sólo los limpias con agua, un poco de sal y un poco de vinagre. Y ya los tienes listos para cocinar.

 

¿Cómo cocer caracoles?

Cocer caracoles es sencillo. La tarea más ardua es la de la limpieza y, como has visto, no es tan trabajosa en realidad… Para cocinarlos, tienes que hacer lo siguiente:

- Agrega los caracoles limpios en una olla con agua fría y caliente el agua con los caracoles a fuego muy bajo.

- Cuando los caracoles se hayan salido de sus caparazones y empiecen a flotar, sube el fuego a su nivel máximo y agrega un poco de menta, zanahoria, puerro y una hoja de laurel.

- Deja cocer durante treinta minutos, y listo: ya tienes tus caracoles cocidos.

 

¿Cómo limpiar caracoles? ¡Ya los sabes! Una vez que los tengas cocidos, puedes condimentarlos con alguna salsa o con aderezos como mayonesa. 

 

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

- Caviar de caracol

 

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

 

 

 

Publicado el 27/12/2016

         

RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios