<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Cómo limpiar berberechos

         

Cómo limpiar berberechos

Los berberechos en conserva elaborados artesanalmente por los mejores productores del norte de España son la mejor opción para saborear estos deliciosos moluscos: completamente limpios, seleccionados de manera rigurosa, frescos y con sus sabores del mar intactos. De todas maneras, aquí te ofrecemos algunos datos básicos sobre esta especie y también te brindamos algunas claves fundamentales acerca de cómo limpiar berberechos, en caso de que te decidas a prepararlos.  

 

Dentro de la enorme familia de moluscos, actualmente integrada por alrededor de cien mil especies, encontramos a la familia de los moluscos bivalvos, con más de doscientas especies, a la que pertenecen los bivalvos cárdidos, entre los que se encuentran las almejas, los mejillones, las ostras, las navajas y los berberechos, entre otros.

Al igual que el resto de los moluscos, los bivalvos son invertebrados y poseen un cuerpo blando, dividido entre la cabeza, la masa visceral y el pie, y protegido por una concha. Viven debajo de la arena, en zonas cercanas a la costa, y para enterrarse utilizan su característico pie musculoso (fibroso y elástico), con el que escarban la arena hasta generar el hueco que les permita introducirse; también lo utilizan como palanca para desplazarse. Ahora bien, a diferencia de otras especies de bivalvos, que en su mayoría presentan ambos sexos por separado, entre los berberechos encontramos numerosos tipos hermafroditas, que se reproducen con mucha facilidad. El más conocido pertenece a la especie comestible europea Cerastoderma edule.

Los berberechos forman parte de la dieta alimentaria de muchas especies de mar pero también se han convertido en un alimento popular entre los seres humanos, tanto de Oriente como de Occidente. Podemos prepararlos con arroces y pastas o consumirlos frescos, en vinagre, cocidos y en conservas. Como el berberecho abunda en casi todas las playas, nos vendrá bien conocer un poco acerca de su proceso de limpieza, ya que es importante limpiarlo antes de comerlo, para eliminar la arena y demás restos que pudiera contener y, en consecuencia, realzar su delicioso sabor.

Veamos cuáles son los pasos para limpiar berberechos adecuadamente:

Para no llevarnos feas sorpresas al momento de probarlos, primero tratemos de enfocarnos en sus aromas. Cuando el berberecho huele fuerte o de forma desagradable, lo mejor es dejarlo debajo de la arena, o en su tarro correspondiente, si estamos en una pescadería. Optemos por aquellos que conserven un suave olor a mar. 

Si estamos en la playa, podemos llenar un recipiente con agua salada y sumergir los berberechos que seleccionamos durante treinta minutos, hasta que la suciedad se desprenda por completo. Pero si estamos lejos del mar, llenamos un recipiente con agua helada, agregamos dos cucharadas de sal gruesa o marina y después sumergimos los berberechos durante treinta minutos.

En ambos casos, recomendamos agregar una red en la cazuela. De esta manera, el berberecho suelta la arena sin tocar el fondo y no existen posibilidades de que esa misma arena que ya se ha soltado vuelva a adherirse al molusco antes de que lo quitemos de la cazuela. Luego de esos treinta minutos, debes enjuagar los berberechos con agua fría para eliminar los restos de sal. En este paso harás una segunda selección: desecha los berberechos rotos o abiertos, porque eso significa que están en mal estado.

La tarea es sencilla pero también fundamental. Una vez que estén limpios, puedes consumirlos a tu gusto: cocinarlos hasta que se abran y entonces los agregas a un guiso o cocerlos al vapor (en una sartén tapada, con un poco de sal, durante cinco minutos) o echarlos sobre una plancha bien caliente para que se abran y después sólo añadirle sal, aceite, ajo y perejil. O puedes idear tu propio plato: los berberechos son riquísimos pero además permiten que uses tu creatividad al momento de prepararlos. Lo importante es que queden limpios de arena y que conserven el sabor del mar.

Debido al enorme consumo de berberechos en todo el país, actualmente encontramos una gran variedad de conservas, con berberechos ya limpios, depurados y de excelente calidad: frescos, tiernos, sabrosos, sin restos de arena y elaborados de manera artesanal por los mejores productores de Cantabria y el norte de España.

Los berberechos en conserva mantienen mejor sus cualidades naturales, y además nos ofrecen las mismas posibilidades de consumo que los moluscos conseguidos en las playas o comprados sueltos en las pescaderías. Los berberechos al natural de las rías Gallegas, por ejemplo, son elaborados artesanalmente, con bajos niveles en grasas y altos en vitaminas A y B, hierro, fósforo, calcio y otros minerales igual de beneficiosos para nuestra salud. Auténticos berberechos gourmet, seleccionados y envasados a mano, y elaborados según un estricto proceso de limpieza.

¿Qué esperas para probarlos, y comentarnos qué te han parecido?

Publicado el 16/2/2015 en Productos Artesanos y más

         

RSS 2.0 (Productos Artesanos y más) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios