<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Cómo desalar anchoas

         

Desalar las anchoas no es tan complicado como parece. Basta con un par de elementos e ingredientes sencillos: un recipiente, agua y un poco de vinagre de vino o aceite de oliva. Veamos cómo desalar anchoas en pocos minutos y de una manera simple.

Cómo desalar anchoas

Las anchoas son el producto del proceso de salazón aplicado al bocarte, unos peces de tamaño medio o pequeño, que ya de por sí contienen un sabor intenso. Las anchoas son deliciosas si las consumimos con pan y un chorrito de aceite de oliva, pero también quedan perfectas con las pizzas, salsas para las pastas y muchos otros platos más.

Se caracterizan por su sabor salado y fuerte. Por esta razón, las anchoas no aceptan términos medios: te gustan o no. Ahora bien, si las anchoas te gustan pero tienes problemas con el consumo de sal, existen unas cuantas formas de desalarlas. De esta manera, podrás consumirlas a gusto. 

 

Opciones fáciles y rápidas para desalar anchoas

Desalar anchoas: opción 1

Primero asegúrate los siguientes elementos e ingredientes: un recipiente, chorro de agua fría y vinagre de vino.

Apenas abrimos la conserva o la lata, quitamos las anchoas y las sacudimos un poco de a una por vez para que desprendan una primera capa de sal. Luego las colocamos debajo del agua fría hasta quitarles la mayor cantidad de sal posible.

Colocamos el vinagre de vino en el recipiente y luego introducimos las anchoas ya pasadas por agua fría. Las dejamos en el vinagre durante quince minutos aproximadamente.

Y ¡listo! Ya tenemos nuestras anchoas desaladas.

Desalar anchoas: opción 2

Ingredientes y elementos que necesitarás: recipiente, chorro de agua fría y aceite de oliva.

Sacudimos las anchoas apenas las quitamos del envase y luego las introducimos en agua fría. Cuando ya las tenemos lavadas, agregamos en un recipiente un poco de aceite de oliva y después colocamos las anchoas. Las dejamos allí durante quince minutos.

Como ves, en esta segunda opción sólo reemplazamos el vinagre de vino por el aceite de oliva. Escoge la que más te guste. De ambas formas quedarán perfectamente desaladas.

Desalar anchoas: opción 3

Ingredientes y elementos: recipiente, chorro de agua fría y vinagre.

Primero lava muy bien las anchoas en el chorro de agua fría. Luego agrega un chorrito de vinagre dentro de un recipiente y después coloca las anchoas. Déjalas allí durante cinco minutos.

Cuando las pruebes, las notarás más suaves, aunque seguirán conservando su sabor característico.

A diferencia de las opción 1, esta opción desala la anchoa pero en un grado menor. En la tercera opción dejamos las anchoas en vinagre durante no más de cinco minutos mientras que en la primera opción las dejamos unos quince.

Tú decides si las prefieres desaladas en mayor o menor medida.

Desalar anchoas: opción 4

Necesitas los siguientes elementos e ingredientes: recipiente, chorro de agua fría y aceite de oliva.

Para este proceso de desalar anchoas hacemos lo mismo que haríamos si eligiésemos la opción dos, sólo que en, en vez de dejar las anchoas quince minutos en aceite, las dejamos un poco más, tal vez treinta minutos.

El proceso es más lento que el propuesto en las opciones anteriores pero, sin dudas, el resultado será óptimo.

Desalar anchoas: opción 5

Necesitarás un recipiente, agua fría, aceite de oliva y vinagre de vino.

Se trata de un proceso mixto para desalar las anchoas que tal vez te guste.

Primero las enjuagas en agua fría. Luego agregas en el recipiente un chorrito de vinagre y otro chorrito de aceite de oliva y sumerges las anchoas durante cinco o diez minutos.

Desalar anchoas: opción 6

Para, además de desalarlas, puedas realzar su delicioso sabor, sumérgelas en agua templada durante diez minutos, luego cambia el agua y comienza a sacarlas del agua de a una por vez para que vayas quintándoles las espinas centrales.

Cuando hayas terminado, déjalas secándose sobre un papel de cocina durante unos minutos hasta que se absorba todo el exceso de agua. Luego colócalas en un recipiente y cúbrelas con aceite de girasol o aceite de oliva. Por si utilizas el aceite de oliva, debes saber que el color de las anchoas se oscurecerá un poco pero que eso no significará nada malo.

 

Ya sabes cómo desalar anchoas. Desaladas, las anchoas quedan muy ricas e intensas. No tienes que preocuparte por si conservan o no su verdadero sabor porque definitivamente ¡sí lo conservan! 

También puede interesarte: “Cómo hacer anchoas caseras”.

Aquí también te dejamos un video del proceso completo de la anchoa 


Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

 

Publicado el 21/10/2015 en El rincón de la anchoa

         

RSS 2.0 (El rincón de la anchoa) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

1 comentario

Ruth

30 oct., 2016 21:30:43

Gracias

Aveces es bueno contar con gente buena que da estas herramientas para solucionar cosas grandes que aveces no es valorada, pero sin embargo son necesarios.Que tengan siempre EXITOS en todo se lo merecen por ayudar. Un beso desde Buenos Aires. Ruth.

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios