<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Cómo cultivar habas

         

Si te interesa el cultivo de habas, no te pierdas este artículo, donde te mostraremos una guía básica acerca de cómo cultivar habas, y también conocerás algunos otros datos esenciales sobre esta práctica. Lo importante de este artículo es que te dará el conocimiento que necesites para cultivar las habas en un huerto urbano o en una pequeña huerta. Te mostraremos videos e información fundamental para que inicies tu propio cultivo de hablas. ¿Empezamos?

Cómo cultivar habas

Veremos el proceso completo que necesitamos para cultivar habas en casa, de manera sencilla y adaptada a todos los espacios, desde la siembra hasta la cosecha y la obtención de semillas. El fin último de este artículo es que conozcamos que tener nuestros propios alimentos no tiene porque ser muy difícil.

¿Te apetecen unas ricas habas con jamón?

cultivar habas

 

Sembrar habas

El cultivo de las habas se realiza en otoño. Cuando finalizan los cultivos de verano será el momento ideal para preparar el terreno y poder sembrar las habas. Si estamos empezando a cultivar, el primer año sí nos tocará comprar las semillas o conseguirlas regaladas. Pero para los próximos años podremos conseguir nuestra propia semilla. Las habas son de siembra directa y, aproximadamente, las tendremos unos seis o siete meses, así que tratemos de elegir un buen sitio.

 

Cómo y cuándo cosechar habas

Saber cuándo y cómo sembrar las habas en nuestro huerto urbano es fundamental para tener el éxito en su cultivo prácticamente asegurado. La temporada de cosecha de habas comienza a mitad de la primavera. La cosecha de las habas se realiza justo antes de que maduren para que estén más tiernas y menos fibrosas. Pero si, por ejemplo, queremos cosechar las “habas baby” o habitas, lo normal es hacerlo con un tamaño y textura determinada, que luego te contaremos en uno de los videos.

Cuándo sembrar las habas, en España, depende en gran medida de las temperaturas invernales. En términos globales, de septiembre a marzo. Cuando los inviernos son suaves sin riesgo de heladas, podemos realizarla a principios o mediados de otoño, cuando las temperaturas más calidad han comenzado a desaparecer. Pero si hay riesgo de helada, lo mejor es esperar al final de este o principios de primavera.

Este concepto sirve tanto para su cultivo en huerto urbano de campo como de terraza o jardín, aunque sabemos que por una serie de cuestiones, en plena ciudad, las temperaturas suelen ser más suaves que en pleno campo.

Respecto a cómo sembrar las habas, aunque existen diferencias en función del tipo de huerto urbano que se trate, como elemento en común pondremos las semillas de las habas a remojo durante 24 horas antes a su siembra.

 

Cuidado de las habas

Uno de los cuidados más importantes que debemos darles a nuestras habas lo realizaremos a finales del invierno para recibir la primavera, momento en que nuestro cultivo empezará a crecer rápidamente. Para ello, debemos airear un poco el terreno para que las raíces se desarrollen correctamente, acolchar el terreno para mejorar el terreno, mantener el suelo húmedo y, por último, colocar un sistema de sujeción, sobre todo si en nuestra zona tenemos vientos algo fuertes.

 

Plagas y enfermedades más comunes de las habas

El cultivo de habas es ideal para alguien que se inicia en el huerto, porque casi no tiene dificultades para su cultivo y tampoco es afectado por plagas o enfermedades de manera grave. Pero sí debemos destacar alguna que en primavera, a veces, pueden tener problemas con los pulgones, sobre todo si nuestro terreno tiene exceso de nitrógeno. De todas maneras, puede combatirse con infusión de ajo o incluso preparando una casa de mariquitas para que los devoren. En cuanto a enfermedades, si viene una primavera muy lluviosa, pueden surgir de hongos. Aunque ninguna de las dos suelen ser muy graves.

cultivar habas

 

Cómo conseguir semillas de habas

Siempre es mejor conseguir y obtener nuestras propias semillas de las hortalizas que nosotros mismos cultivamos, tanto porque es una variedad interesante para guardar como porque es bastante resistente a enfermedades y plagas o simplemente porque nos sirve para ahorrarnos dinero.

Una vez que hemos cosechado las habas, podemos dejar unas últimas plantas para obtener nuestras semillas y así no tener que comprar para el año que viene y además tener nuestras propias semillas, más adaptadas a nuestro huerto.

Para empezar, debemos seleccionar las mejores plantas que tengamos y que veamos más resistentes o con menos problemas o enfermedades. De esas plantas, los mejores frutos para obtener semillas siempre van a ser los primeros, es decir, los de abajo.

Al obtener nuestras propias semillas, no sólo cerramos íntegramente el proceso de cultivo, sino que en otoño ya podremos realizar la siembra de nuestras propias semillas. Pero debemos tener unos pequeños cuidados a la hora de cosechar las habas para semilla; en uno de los videos que te mostraremos conocerás estos cuidados que debemos tener para que no se nos cruce la haba con otras variedades.

 

Huertos urbanos de campo

Llegado el momento, ya tendremos preparado el suelo, limpio de malas hierbas y habiéndolo cavado para esponjar el terreno. Algunas personas optan por da un riego y sembrar con la tierra de sazón y otras personas siembran e inmediatamente les da un riego. En ambos casos, sembraremos en líneas de surcos separados entre 50 a 80 centímetros, espaciando las semillas entre 30 y 50 centímetros. Estas deben quedar enterradas unos 5 centímetros.

Las semillas de habas pueden mantener su poder germinativo durante cuatro o cinco años. Tras la siembra, germinará en unos diez días.

 

Huertos urbanos de terraza o balcón

En este caso, elegiremos macetas o contenedores de un diámetro mínimo 30 a 40 centímetros. El sustrato elegido es el sustrato de plantación, al que además le añadiremos entre un 30 a 50% de tierra de campo. Le favorece las tierras frescas y con algo de arcilla. Regaremos el sustrato y, con los dedos, crearemos tres orificios en triángulo de unos cinco centímetros de profundidad.

En cada uno de ellos, dejaremos caer una semilla plana. Seguidamente los taparemos y compactaremos. Regaremos una vez más y nos aseguraremos de mantener el sustrato húmedo hasta su germinación. En todos los casos, la siembra de las habas debe realizarse a pleno sol.

 

A continuación, te compartiremos algunos videos de YouTube para que veas a través de imágenes y relatos explicativos cómo cultivar las habas:

 

Las habas son un alimento delicioso y súper versátil, ya que puedes preparar numerosísimas recetas con ella, como las imperdibles habitas con jamón. Si no las has probado, hazlo y luego pon todo tu empeño en cultivar tus propias habas, así comes cuánto quieras. Por supuesto, que esta puede ser una entrada al mundo del cultivo en general.

Esperamos que te haya servido este artículo para inicies tu propio proceso de sembrado, cultivo y recolección de habas, ya sea en tu huerta de campo como en la terraza o balcón de tu edifico. ¡Después nos contarás cómo te ha ido!

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

-          Ecología, biodiversidad y alimentación

-          ¿Es bueno cocinar con vino?

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 23/6/2017 en Naturaleza y Sostenibilidad

         

RSS 2.0 (Naturaleza y Sostenibilidad) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios