<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

Cómo cocer marisco fresco

         

Formas sencillas y esenciales para cocer pequeños y grandes mariscos.

Cómo cocer marisco fresco

Grandes crustáceos

Si vamos a cocinar un surtido de mariscos, conviene empezar por los crustáceos grandes, ya que necesitan de un mayor tiempo de cocción. La mejor forma de prepararlos consiste en hervir agua en una olla grande y luego agregar bastante sal, unas hojas de laurel y pimienta en grano.

Cómo cocer centollos

Agregamos el centollo con el primer hervor, y luego tapamos la olla. Si queremos que la carne quede jugosa y con mucho sabor, apenas tapamos la olla, servimos un poquito de coñac en el propio tapón de la botella y enseguida levantamos la tapa, volcamos el coñac dentro de la olla y volvemos a tapar. Después de quince minutos, ya tenemos el centollo cocido. Lo retiramos y lo dejamos enfriar.

Cómo cocer langosta

Cocinamos la langosta mientras se enfría en centollo. La cogemos con cuidado y, mientras sostenemos con una mano la tapa de la olla, con la otra mano metemos la langosta y, rápido, tapamos la olla. Dejamos que se cocine durante aproximadamente quince minutos.

Cómo presentar el centollo

Cuando ya tenemos el centollo enfriado a temperatura ambiente, lo primero que hacemos es darlo vuelta, de manera que quede el caparazón hacia abajo. Como la panza no es comestible, la quitamos completa. Esto se logra fácilmente, basta con agarrar la panza de ambos lados y tirar un poquito hacia arriba. Luego despegamos el cuerpo junto con las patas del caparazón. Para esto, necesitamos un cuchillo grande y uno pequeño. Entre el cuerpo y el caparazón encontraremos una especie de ranura, por donde debemos introducir el cuchillo pequeño. Una vez que identificamos la ranura, hacemos un poquito de palanca hacia arriba con el cuchillo pequeño y enseguida se desprenderá el cuerpo junto con las patas. Después mezclamos con una cuchara la carne y el jugo que quedó dentro del caparazón, ya que consumiremos la mezcla como si fuese una salsa. Con el cuchillo grande, partimos el cuerpo en cuatro pedazos. Colocamos el caparazón en un plato grande y, alrededor, acomodamos las cuatro partes del cuerpo con sus patas. Ya tenemos lista la presentación del centollo. Además de la salsa elaborada con la mezcla de la carne y los jugos del caparazón, podemos servir el centollo con salsa vinagreta o salsa americana, entre otras.

Cómo presentar la langosta

Para cuando terminemos con la presentación del centollo, la langosta ya estará hervida. La quitamos de la olla con cuidado. Como también la hervimos con el tapón de coñac, la carne estará sabrosa y jugosa; por lo tanto, no hace falta condimentarla. La acomodamos con el caparazón hacia abajo, tal como hicimos con el centollo, y luego la cortamos longitudinalmente con un cuchillo. Una vez que la tenemos cortada, terminamos de abrirla con las manos, en dos partes bien diferenciadas, y la servimos en un plato. También darle un toque de horno o de plancha antes de servirla.

Cómo cocer mariscos pequeños

Además de los crustáceos grandes, podemos incluir en nuestro surtido algunos Pequeños mariscos.

Cómo cocer cigalas

Primero tenemos que realizar dos cortes en cada pieza. Un corte desde el centro hacia la cabeza y otro desde el centro hacia la cola. Inmediatamente después calentamos una plancha y le ponemos un poquito de sal gruesa. Esperamos unos segundos para que la sal también cobre temperatura. Luego agregamos las cigalas a la plancha, sin nada de aceite, y vamos dándolas vuelta.

Salsas para acompañar grandes y pequeños mariscos

Mientras se cocinan las cigalas podemos preparar dos salsas que acompañan muy bien estos mariscos: salsa vinagreta y salsa americana.

Para la vinagreta, agregamos en un bol un buen chorro de aceite de oliva extravirgen, ajo y perejil, ambos picados, y una pizca de sal. Revolvemos, y ¡listo!

Para la salsa americana vertemos en otro recipiente Ketchup y mayonesa (tres partes de mayonesa por una Ketchup) y un chorrito de Brandy, y ¡revolvemos!

Cómo presentar las cigalas

Cuando terminamos de preparar las salsas, agregamos sobre las cigalas un poquito de sal; luego las retiramos del fuego y las servimos en una bandeja.

Cómo cocer gambas

Para cocer gambas, volvemos a calentar la plancha, volcamos unos granitos de sal gruesa y esperamos a que cobren temperatura. Luego agregamos las gambas a la plancha. Estarán al punto cuando se blanqueen. En ese momento, cuando se blanqueen de un lado, las damos vueltas y volvemos a esperar a que cambien de color. Si les dejamos las cabezas, tratemos de no aplastarlas cada vez que las damos vuelta para que no pierdan jugo. Cuando estén blanqueadas de ambos lados, las quitamos del fuego y las servimos con las salsas.

Más grandes crustáceos

Ya tenemos una buena variedad de mariscos pequeños y grandes. Pero si queremos agrandar todavía un poco más nuestro “mix de mariscos”, podemos cocer nécoras y bogavantes.

Cómo cocer bogavantes

Al igual que los otros crustáceos grandes, agregamos a la olla los bogavantes frescos con el primer hervor y los retiramos después de quince minutos. Luego los cortamos longitudinalmente. Si cocinamos dos piezas, podemos preparar una a la plancha y la otra al horno.

Para preparar bogavante a la plancha, calentamos la plancha, agregamos un poquito de sal gruesa y esperamos a que la sal también se caliente. Luego colocamos el bogavante y le echamos otro poco de sal encima. Lo cocinamos dos minutos, vuelta y vuelta.

Para hornear el bogavante, primero precalentamos el horno a 220° C. Ponemos la pieza en la bandeja con el caparazón hacia abajo y la cubrimos con una mezcla de tomates asados, ajos, pimientos rojos, romero, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta; luego rociamos la mezcla con un poco de pan rallado. Introducimos la pieza en el horno. Estará lista cuando el pan se encuentre crujiente.

Cómo presentar el bogavante a la plancha

Mientras esperamos a que se cocine el bogavante dentro del horno, armamos la presentación de la primera pieza. Basta con servir el bogavante y rociarlo con vinagreta y perejil.

Cómo presentar el bogavante horneado

Una vez que tenemos lista la presentación de la primera pieza, servimos el bogavante horneado. No hace falta adherirle ninguna salsa porque ya horneamos con la mezcla de tomates, ajos y demás ingredientes. Así que basta con servirlo en una bonita bandeja y acompañarlo con el resto de los mariscos y las salsas.  

Cómo cocer nécoras

En una olla con agua hirviendo, agregamos abundante sal y laurel. Revolvemos y después introducimos las nécoras. Al meterlas, se cortará el hervor; entonces, debemos esperar a que el agua vuelva a hervir. Cuando esto suceda, esperamos entre cinco y siete minutos y las retiramos del fuego.

Cómo presentar las nécoras

A medida que las quitamos del fuego, podemos acomodarlas en una bandeja y servirlas con las salsas vinagreta y americana.

 

¿Te animas a preparar este “mix de mariscos”?

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Fotografía de Iheitlager

Publicado el 23/10/2015 en Saludable y Bueno

         

RSS 2.0 (Saludable y Bueno) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios