<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
HOY CERRADO día 15 fiesta regional Quedan:0d. 0h. 0m. 0s. 

Cómo cocer camarones

         

Dentro de los diferentes tipos de mariscos, encontramos a los crustáceos, que comprenden tanto a los langostinos, como a los cangrejos, los percebes y los camarones. Existen unas cuantas maneras de cocer camarones; veamos cuáles son los pasos elementales para preparar platos deliciosos a base de estos exquisitos mariscos.

Cómo cocer camarones

 

Características de los crustáceos

Los crustáceos se encuentran cubiertos por un caparazón lo suficientemente duro como para protegerlos de la degradación que puede provocarles el agua salada, la arena y el movimiento constante del mar. Además, la mayoría de estos mariscos poseen patas y, por lo general, las delanteras toman la forma de pinzas.

Los crustáceos que más se consumen son las langotas, los centollos, las gambas, los langostinos, los bogavantes y los camarones.

Puntualmente, los camarones poseen un cuerpo comprimido lateralmente, cubierto de un caparazón. Son de colores grisáceos o transparentes, con bandas oscuras en el abdomen. Tienen una espina central y dos espinas laterales en su caparazón. Los dos pares de patas delanteras terminan en pequeñas pinzas y los otros tres pares se encuentran adaptados para la locomoción. Sus antenas son largas y el abdomen, musculoso, les permite contraerse de una forma brusca cuando realizan desplazamientos de huida hacia atrás.

 

Formas de preparar camarones

Podemos cocer camarones en agua o freírlos, podemos prepararlos con guisos y arroces, o con un poquito de ajo y perejil, incluso podemos consumirlos en sopas, en ensaladas, con pastas, en conservas o pasarlos por pan y huevo y disfrutarlos como si fuesen pequeñas milanesas de mar

Todas estas variantes son igualmente deliciosas. Puedes probar las diferentes alternativas hasta que descubras cuál es la que más te gusta.

Para empezar, debes saber que, de acuerdo al plato que desees preparar, puedes comer los camarones tanto fríos como calientes.

Que estén fríos no significa que se encuentren helados, mucho menos congelados, sino enfriados a temperatura ambiente, en equilibrio con el resto de los ingredientes que conformarán tu plato. Por ejemplo, puedes agregarlos a las ensaladas para prepararlas suculentas y consumirlas como plato único.

Pero también se consumen calientes. Los camarones son perfectos para preparar rellenos de empanadas y tartas o para disfrutar de deliciosas entradas previas al plato principal. En este último caso, sólo basta con hervirlos con un poco de agua y sal y, cuando estén esponjosos y tiernos, les agregas un poco de limón, ajo, perejil y sal.

En Argentina y en Brasil, una forma típica de comer los camarones consiste en pasarlos por pan rallado y un poco de huevo para luego freírlos en una sartén. Así preparas “camarones a la milanesa”, y mientras los comes entiendes por qué las cosas pequeñas nos generan grandes satisfacciones. 

En arroces, en paellas, en salsas para pastas… Las variantes tal vez no sean inagotables, pero sin dudas son muchísimas. Seguramente, si te pones a pensar unos minutos encuentres alguna otra forma de preparar camarones.

 

España cuenta con lo mejor de lo mejor en mariscos, así que no debe haber lugar más perfecto para preparar cualquier receta con camarones, incluso con otros tipos de marisco. De hecho, el marisco gallego es reconocido mundialmente como el mejor marisco que existe.

 

Cómo cocer camarones

Sigue estos sencillos pasos y obtén la mejor cocción de camarones.

Antes de comenzar, ten en cuenta lo siguiente:

- El marisco debe estar totalmente cubierto en agua.

- Calcula 60 gramos de sal gorda por litro de agua.

- Siempre ten a mano un par de hojas secas de laurel.

Ahora bien, para cocer los camarones:

- Llena una olla grande con bastante agua y después agrega, sin miedo, tres puñados de sal gruesa marina; por último añade unas hojas de laurel.

- Llena otro recipiente con agua fría y mucho hielo.

- Cuando el agua de la olla rompa en hervor, agrega los camarones.

- Con el segundo hervor, cuenta sólo un minuto y después quita los camarones de la olla.

- Te vas a dar cuenta que es momento de quitarlos porque los camarones comenzarán a ascender a la superficie del agua.

- Para quitar los camarones, usa una espumadera y luego, inmediatamente, ponlos en el recipiente con agua fría. Así cortarás la cocción enseguida y, por eso, la carne del camarón quedará tersa y fácil de pelar.

- Cuando ya están fríos, los colocas en una fuente y los salas bastante.

 

Esta es la receta básica de cocción de camarones. Luego tú decides si los fríes o los comes directamente con limón, ajo y perejil, o los preparas “a la milanesa”…

 

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

- Cómo hacer una mariscada gallega

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 7/7/2016 en Recetas de gastronomía

         

RSS 2.0 (Recetas de gastronomía) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios