<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Carne a la piedra: todos sus secretos

         

Carne a la piedra: todos sus secretos

Conoce todos los secretos acerca de cómo preparar carne a la piedra. Lo primero que debes saber es que existen algunas piezas más adecuadas que otras, como la carne de buey, que es la mejor carne para preparar a la piedra.

 

Puedes preparar diferentes piezas, y cada una de estas piezas exigirá una cocción apropiada. El entrecot de buey es una de las piezas gruesas que puedes preparar a la piedra. Para cocinarla, puedes seguir los siguientes pasos.

 

Cómo preparar entrecot o chuletón de buey a la piedra

 

Ingredientes:

- Una piedra para asar carne (preferentemente piedra volcánica).

- Un entrecot de buey.

- Un poco de grasa de la propia carne de buey.

- Sal gruesa.

 

Elaboración:

La preparación comienza dos horas antes de poner la carne a la piedra, cuando la sacas de la nevera y la mantienes a temperatura ambiente.

Pasadas esas dos horas, filetea la carne a un grosor de cinco milímetros. Luego límpiala de grasas y nervios, para que el comensal pueda saborearla sin tener que realizar esfuerzos para masticarla.

Para calentar la piedra en el horno tienes que introducirla cuando el horno comience a calentarse y luego dejarla allí durante 40 o 50 minutos. El horno debe encontrarse a máxima temperatura.

De acuerdo al tipo de piedra que utilices, este proceso te resultará más o menos sencillo. Existen diferentes tipos de piedras para asar:

- Piedras para asar que vienen sueltas: no tienen asas ni soportes para moverlas, por eso te conviene usar pinzas para manipularlas con facilidad.

- Piedras que vienen con asas: es la mejor opción, ya que facilita muchísimo el trabajo con la piedra. No necesitarás ninguna clase de pinza o soporte para mover la piedra desde el horno o el fuego hasta la mesa.  Además, las piedras que ya vienen con asas disminuyen el riesgo de que se rompa la misma piedra, ya que se encontrará siempre apoyada sobre una base.

La temperatura ideal de la piedra debe rondar entre los 250º C y los 350º C. También puede calentarse directamente en el fuego, en vez de en el horno; de hecho, el tiempo de precalentado será más corto.

Cuando la piedra ya se encuentre en su temperatura ideal, unta su superficie con un poco de grasa de la carne de buey. Para asegurarte contar con esta grasa, cuando compres la carne, pídele al carnicero que te dé un pequeño trozo de grasa del buey.

Ahora, sólo te queda colocar la carne sobre la piedra y llevarla a la mesa, para que cada comensal se sirva a su gusto y tiempo de cocción.

 

Si lo prefieres, en vez de filetear la carne, puedes sólo salarla con un poco de sal gruesa y echar la pieza entera sobre la piedra. Para esto, se recomienda marcar previamente la carne en la sartén o en la plancha o en la brasa y que luego el comensal termine de cocinársela a su propio punto justo en la piedra.

Si vas a servir carne a la piedra para varias personas, te conviene cortarla en tres o cuatro piezas, para que cada persona elija el trozo y el corte que desee y luego asarlo hasta el punto que considere apropiado.

El entrecot de buey a la piedra, o cualquier otro corte de carne a la piedra, puede acompañarse con salsas de todo tipo o con pequeña porciones de quesos Cabrales, Picón Bejes o Roquefort. El paté también acompaña muy bien.

La carne a la piedra ofrece numerosas posibilidades de degustación y acompañamiento. Además, por sus propias características, convierte cualquier almuerzo o cena en un verdadero momento de cocina, ya que de alguna forma todos los comensales participan de su cocción y de su degustación.

La forma de cocinar carne a la piedra que te hemos presentado es la que se emplea en muchísimos restaurantes, que ofrecen varios cortes de carnes en un mismo plato: filetillos de chuletón de buey, solomillo de ternera blanca, secreto ibérico, pechuga de pollo de corral, magret de pato, y más.

Para conseguir una presentación óptima, los cortes de todas las carnes deben ser regulares entre sí. Ya conoces los secretos de la carne a la piedra, ahora anímate a prepararla. Comprar carne online es sencillo si lo haces a través de nuestra tienda gourmet.

 

También te pueden interesar los siguientes artículos:

- Receta de chuletón de buey a la brasa

 

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 23/9/2016 en Productos Artesanos y más

         

RSS 2.0 (Productos Artesanos y más) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios