<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-W9GC32" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
5º ANIVERSARIO EN MARZO VER PROMOS PINCHA AQUÍQuedan:  0d. 0h. 0m. 0s.

Azúcares añadidos, un problema para tu salud

         

Los azúcares ocultos dentro de productos industrializados son una amenaza para nuestra salud. Más productos de los que imaginamos contienen azúcares entre sus ingredientes.

Azúcares añadidos, un problema para tu salud

Productos que llevan azúcares

Muchos de los alimentos procesados o elaborados industrialmente contienen azúcares en diferentes cantidades: salsas de tomates, galletas, helados, chocolates, refrescos, mermeladas, golosinas, snacks, embutidos, cereales y conservas, son algunos de los productos que contienen azúcares ocultos. El consumo excesivo de azúcar puede generar riesgos para nuestra salud. Por esta razón, nos conviene saber con la mayor precisión posible cuánta azúcar debemos ingerir por día.

El azúcar agregado puede denominarse de diferentes maneras: glucosa, maltosa (producto de la digestión del almidón), fructosa, sacarosa (azúcar de mesa común), dextrosa, lactosa (azúcar de la leche), miel, jarabe de malta o de azúcar de caña, melaza, etc. Son hidratos de carbono simples, que se distinguen de los complejos (que contienen almidón, como el arroz, las legumbres y los cereales), porque se absorben tan rápidamente que en pocos minutos el organismo comienza a producir insulina, y esto favorece la acumulación de grasas. Los hidratos de carbono sencillos no sólo se encuentran en frutas y vegetales y otros alimentos naturales, también los encontramos en los productos industrializados con azúcares añadidos.

Es importante saber que ninguno de estos productos con agregados de azúcar resulta indispensable en una dieta. Podemos alimentarnos saludablemente sin consumir alimentos azucarados. De todas maneras, si no deseamos eliminarlos de manera definitiva de nuestros hábitos alimenticios, nos conviene al menos conocer cuáles son las cantidades máximas de azúcar recomendadas por algunas instituciones mundiales. La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere consumir menos del 10% del total de calorías ingeridas en un día mientras que la American Heart Association indica menos de 100 calorías diarias para las mujeres y menos de 150 para los hombres.

El azúcar genera adicción. Esto es tan cierto como que el alcohol y el tabaco también son malos vicios. El problema con el azúcar es que su consumo excesivo puede darse a través de alimentos tanto dulces como salados, y lo peor es que los niños y las niñas son los mayores consumidores. La adicción al azúcar comienza en la infancia. Los índices de obesidad y diabetes han aumentado en los últimos años y continúan creciendo.

¿Por qué nos gusta tanto el azúcar? Según las investigaciones realizadas por el Centro Monell de Filadelfia, nuestra lengua cuenta con una mayor cantidad de vías para reconocer el sabor dulce.

Para alimentarnos de manera sana necesitamos conocer las composiciones de los productos que consumimos. El exceso de calorías no sólo se encuentra en las hamburguesas, las pizzas y los chocolates. Así que no basta con acostumbrar a nuestros hijos a comer menos hamburguesas. Muchos de los productos que compramos porque nos parecen saludables han sido elaborados con excesivas cantidades de azúcar. Conviene mirar muy de cerca la tabla de composición que figura en las etiquetas de los productos.

Por otra parte, el azúcar no sólo se agrega para endulzar los productos: puede utilizarse para reducir la acidez de los yogures, para conservar las frutas cuando se envasan en almíbar, para evitar que se formen cristales en los helados, para colorear la corteza de algunos alimentos y hasta puede utilizarse para someterla a un proceso de transformación, como sucede con la fermentación del pan.

Las comidas preparadas y las salsas de tomate necesitan azúcar para conservar el equilibrio de sus sabores. Muchos consumidores de ketchup desconocen que este aderezo contiene más de 20 gramos de azúcar por cada 100 gramos de producto. Los cereales salados, como el maíz, también contienen un alto agregado de azúcar, al igual que los postres para bebés y las mermeladas ligeras.

azucares añadidos

 

El azúcar perjudica nuestro cerebro

De acuerdo a las publicaciones realizadas por algunos centros de investigación científica, el consumo en exceso de azúcar tiene malas consecuencias para nuestro cerebro. ¿Cómo afecta el azúcar en el cerebro?

Un estudio realizado por "The Journal of Personality and Social Psychology" concluyó que el consumo de alimentos con azúcares agregados en las mujeres provoca aumentos de los niveles de tensión. Además se reconocieron otros síntomas como el aumento repentino de energía, inmediatamente después de comer el dulce, y la perdida de esta energía al cabo de una hora de la ingesta, seguida de cansancio y bajo estado anímico.

En el 2012, "Neurology" publicó un informe que relacionaba los niveles de glucosa con la atrofia cerebral en personas sanas de 60 a 64 años. En sintonía con este trabajo, la Universidad de California afirmó que el consumo en exceso de azúcares agregados afecta nuestra capacidad de memoria y aprendizaje, ya que con el tiempo el cerebro comienza a trabajar más despacio. El exceso de azúcar bloquea la capacidad de la insulina de regular el uso del azúcar por parte de las células; por lo tanto, no llega suficiente energía al cerebro para procesar tanto los pensamientos como las emociones y los movimientos.

 

Consumo saludable de alimentos con azúcares añadidos

Aunque un consumo extralimitado de azúcares agregados en los productos industriales no resulta nada saludable para nuestro organismo, lo cierto es que tampoco se recomienda eliminar del todo el consumo de hidratos de carbono sencillos.

Si ingerimos la cantidad de niveles de azúcar recomendadas por los organismos de salud, no tenemos por qué eliminar del todo los chocolates y las salsas de tomate de nuestras dietas.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) recomienda limitar la cantidad de agregados de azúcar en la alimentación a 100 calorías diarias para las mujeres (6 cucharaditas por día) y a 150 calorías por día para los hombres (9 cucharaditas diarias).

Para no excedernos del límite de azúcar recomendado, tenemos que acostumbrarnos a buscar el contenido de carbohidratos en las etiquetas de los productos que queremos comprar y, por otra parte, también debemos mantenernos actualizados acerca de cuáles son nuestros propios niveles de azúcar en sangre. Así podremos establecer una relación más precisa entre nuestro consumo permitido y excesivo de azúcares.

 

¿Sabías que hasta los productos salados contienen azúcares? ¿Qué tan importantes son estos productos en tu dieta diaria?

Déjanos tu comentario y, si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo pinchando los botones de la red social que prefieras de aquí debajo.

Publicado el 29/6/2015 en Saludable y Bueno

         

RSS 2.0 (Saludable y Bueno) RSS 2.0 (Blog de anchoasdeluxe)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios